15 de feb. de 2010

El Combate del Marga-Marga [1976-Viña del Mar]

A continuación les presento una recopilación (hecha por mi del incidente) de esta información obtenida de testimonios en la web y publicaciones: (esta es solo la recolección de los hechos y en ningún caso puede ser una postura personal incondicional u definitiva de los hechos acontecidos)

EL COMBATE DEL MARGA – MARGA

Es el 10 de septiembre de 1976, la escuadra chilena se encontraba en Valparaíso, preparándose para zarpar a UNITAS, cuando la rebusca inicial de los buques antisubmarinos indico dos contactos clarísimos dentro de la bahía, los cuales se desplazaban cambiando de posición. Uno de los contactos parecía tener una mayor velocidad que los submarinos convencionales y arranco, pero el otro comenzó a ser perseguido por el Destructor DD-17 "Ministro Portales" (Foto abajo), que tenía el mejor equipo de sonar y su comandante era especialista e instructor, lo que hacia muy difícil que confundiera los sonidos que acusaba el equipo detector. De hecho, el ha relatado que lo iba acorralando en la dirección a la costa y cuando el espacio de mar se acababa, sintió el sonido típico de un torpedo navegando, por lo que hizo caer su buque colocando la popa en esa dirección. Personal que se encontraba en el interior de la nave aseguro haber sentido un zumbido como si una motoneta fuera navegando sumergida y pasara por su costado. Los destructores lanzaron torpedos, erizos y bombas de profundidad, pero nunca aparecieron restos de un naufragio o derrames de petróleo. Ni la Armada ni el gobierno han querido referirse al incidente, pero el hecho fue destacado con grandes titulares en periódicos extranjeros, los que indicaban que la marina chilena había hundido un submarino Peruano.



La tesis Rusa.



Según información extraída del libro "HIstoria de la Marina de Chile" del Autor Carlos López Urrutia (Universidad de Menlo USA): "A comienzos de septiembre de 1976 cuando la escuadra zarpaba desde Valparaíso, uno de los destructores detectó un objeto sumergido no identificado por medio de sus equipos anti-submarinos. Localizado el posible objetivo, los destructores Cochrane, Serrano y Portales procedieron a efectuar las maniobras convencionales para que el supuesto submarino aflorara. Cuando esto no sucedió, se ordenó un ataque con bombas de profundidad y otras armas submarinas. La noticia se difundió rápidamente en el puerto y miles de espectadores se agruparon en los cerros y en las playas para presenciar el espectáculo. Se oían las descargas en Valparaíso y Viña del Mar pero después de tres días de infructuosos esfuerzos se dio por terminada la operación. El supuesto submarino se había escapado sin duda, pues no aparecieron indicios, ni huellas de petróleo de haber sido hundido o averiado. Se sospechaba que el submarino en cuestión era peruano, pero existen pruebas suficientes para pensar que no era así. Se ha descartado también la posible nacionalidad argentina del sumergible. Si tal submarino existió, la mejor posibilidad es que haya sido soviético."”

Además el Almirante Arancibia afirma, que posterior a estos hechos el contacto se perdió es ahí donde entraron las suposiciones y la mitologías, pero que el alto mando estudio al hecho, porque las características del eco que había eran de muy buena calidad. Pero informaciones de inteligencia señalaron que en esa fecha los submarinos peruanos estaban en sus bases o en ejercicios, pero volvieron oportunamente a sus bases.

Por estos hechos se descarto que hubiera sido un submarino peruano o argentino ,pero el Almirante Arancibia afirma que el contacto podría haber sido un submarino nuclear Ruso (en los tiempos de la guerra fría siempre EEUU y la URSS, se espiaban sus maniobras militares) ya que la forma de la bahía de Valparaíso permitiría la operación de este tipo de unidades y que por la velocidad de las naves nucleares, habría impedido una persecución efectiva, pero eso el mismo lo puso en tela de juicio ya que no se hallaron existencias de este o algún rastro posteriormente.

El problema general de esta tesis es la que afirma en que a la bahía entraron dos submarinos. Uno relativamente más grande y rápido que otro, que según testimonios alcanzo a huir de la bahía, sin embargo existiría un segundo submarino, este más pequeño y lento. Según extractos de una entrevista concedida a “El Observador” 19 de Noviembre del 2006. Distinta seria la versión de un cabo segundo de la sección de Mecánica y Artillería del mismo Serrano – que prefirió no revelar su nombre por motivos personales – quien aclara que en esa mañana de 1976 “nos tocó zarpar, los sonares detectaron un submarino y se le ordenó a toda la escuadra salir del puerto…los altoparlantes de nuestro buque tocaron zafarrancho general verdadero de combate y nuestro comandante leyó la arenga de Prat”. No obstante, el comandante Larenas niega tajantemente este hecho. “Soy un especialista en Prat y jamás habría osado usar su nombre”, enfatiza.

El cabo destacado en el Serrano explicó que nuestra misión junto a los otros destructores era hundirlo. De nuestro buque se lanzaron bombas de profundidad y se barrió el sector muchas veces. Mientras, en la costa se acordonaba el sector con la infantería de marina y las escuelas de especialidades”.

Una versión mas pormenorizada es posible escuchar en la citada grabación del comandante Sepúlveda, quien asegura que no era uno, sino dos submarinos: “para abreviar, uno se arranco en dirección noreste y el otro seguía adentro de la bahía. Vinieron aviones de Quintero y también tuvieron contacto”. Personas que en ese momento trabajaban en la radio de la Universidad Federico Santa María confirmaron a “El Observador” que durante esos días vieron los mismos movimientos reseñados por el alto oficial.

Sepúlveda Ortiz precisa las coordenadas donde se dio el operativo: “estuvimos frente a la Universidad Santa María…hubo un momento en que estamos con las maquinas paradas y hay contacto hidrofónico de torpedo….Sintieron el ruido de un motor que pasaba al lado, que efectivamente correspondía al ruido hidropónico de un torpedo que siguió hacia fuera, hacia el océano”.

Acto seguido “se le pidió al submarino identificarse por teléfono submarino. Sele informó “Usted esta en aguas territoriales chilenas, identifíquese y aflore”. No hubo nunca respuesta, por supuesto. Yo tenía ya la orden, después de solicitar identificación, de atacar y hundir”. El comandante del Portales aseguro que ellos lanzaron un torpedo que hizo explosión. Mas, Sepúlveda no puede dar fe que hay sido un submarino, pues para poder afirmarlo tendría que haberlo visto aflorar, o verlo explotar. Nada de eso ocurrió.

Curiosamente, Juan Francisco Vargas Sáez, el comandante del Zenteno, el tercer destructor que participó en las acciones, fue reticente a hablar del tema “Mi versión es la que entregue la Armada de Chile. No debo dar opiniones a título personal”, concluyó..”

Además, en el libro "La Armada de Chile, desde el la alborada hasta el final del siglo XX" Tomo V, de Carlos Tromben Corbalán, editado en el 2001, en la página 1518 sale: "A contar del 10 de septiembre de 1976 algunas unidades de la Escuadra protagonizaron una interesante experiencia. Cuando zarpaban a ejercicios previos a la operación UNITAS, el destructor Portales tuvo un contacto en su sonar de posible submarino a la salida de la bahía de Valparaíso. Se iniciaron sucesivos ataques por intermedio de esa unidad y los destructores Zenteno, Cochrane y Serrano con la colaboración de un avión C-95 de la Aviación Naval y un HU 16B de la Fuerza Aérea, mientras se re desplegaban las fragatas a Talcahuano y se difería la recalada del buque-escuela Esmeralda. Las acciones antisubmarinas se prolongaron por aproximadamente tres días a la vista de la expectante población porteña". Es importante destacar que este libro fue editado por la Revista de Marina, imprenta de la Armada. Lo cual nos da el apoyo Comandante Sepúlveda de la armada y el reconocimiento aeronaval.


La tesis Peruana
Cambio de Nombre




German Bravo Valdivieso (Historiador Militar) En junio de 1974, Estados Unidos había traspasado a la marina del Perú, tres submarinos oceánicos, de la clase ¨GUPPY 1-A¨, que habían sido construidos en las postrimerías de la segunda guerra mundial, en 1944. De estos tres, dos debían quedar operativos: el SEA POACHER y el ATULE, el tercero seria destinado para sacar repuestos. El SEA POACHER fue rebautizado como "Pabellón de Pica" primero y luego como "La Pedrera", y se incorporo a la armada peruana en noviembre de 1975. El ATULE recibió el nombre de "Pacocha", haciéndolo el 3 de julio del mismo año. Es decir al producirse los supuestos hechos de viña del mar, ambos estaban recién llegados al vecino país.

El decano y profesor del Humanities Departament del Menlo College, Artheron, California, Carlos López, ha podido establecer que durante la crisis con Chile, cuando un submarino no estaba en condiciones de navegar, otro similar cambiaba de nombre en cada zarpe para confundir a la ciudadanía y principalmente a nuestro país, mostrando así un mayor número de ellos operativos, por lo que era muy difícil establecer si uno de ellos faltaba.

Años más tarde el "Pacocha" naufrago después de chocar, frente al Callao, con un pesquero japonés el 26 de agosto de 1988. Se solicito a la marina norteamericana un submarino de rescate y salvamento para sacar a los tripulantes que habían quedado atrapados. Perú informo que se trataba del EX-ATULE, pero los norteamericanos, después del salvamento, insistieron que se trataba del SEA POACHER. Esta situación parece confirmar los cambios de nombre que se hacían entre estos buques, tal vez para ocultar la perdida de uno de ellos, pero lo más claro es que La "Pedrera" no volvió a navegar después del accidente de su gemelo.



“LIBRO SUMERGIDO”
El 6 de agosto de 1999 se promocionaba la venta en Chile el libro `Agosto 25' de Manuel Contreras Valdebenito, hijo nada menos que del ex general y jefe de la polémica DINA. En uno de sus capítulos menciona que en los 70, estando la escuadra chilena calentando calderas en Valparaíso para participar en la Operación Unitas con unidades de la Marina de Estados Unidos, se detectó de casualidad la presencia cercana de 2 submarinos. Luego de verificar que dichas unidades no eran propias y que tampoco se trataba del USN GATO -el señuelo del ejercicio-, se ordenó atacar los objetivos.

Uno de los submarinos fue identificado como nuclear (aparentemente soviético) y el otro de tipo convencional. El primero huyó rápidamente hacia el oeste, mientras el segundo siguió rumbo norte paralelo a la costa, siendo atacado con cargas de profundidad. Se confirmó su hundimiento con toda la tripulación en un estero cercano a Viña del Mar. Según el autor el submarino era peruano pero nunca las autoridades peruanas ni chilenas hablaron al respecto. En 1983 buzos de la armada chilena cubrieron los restos con una malla a fin evitar estos puedan causar daños a embarcaciones que transitan la zona. Finalmente el autor revela que la revista Jane's, en su balance anual reportó: "BAP Rímac Lost" (perdido).

Aclaración: BAP Rimac no existe en el historial de la MGP, pero existe si la duda sobre la disponibilidad del numeral 47 del listado de MGP de ese entonces. Desde ese momento la duda quedo sembrada.


Zafarrancho de Combate!!!!


Es septiembre de 1976 Ingresa a la bahía de Valparaíso, el mercante peruano "Abtao"; pegado bajo su quilla navega un Submarino peruano (clase Balao, de construcción estadounidense,2°Guerra Mundial, igual a los nuestros ).

El mercante ingresa al puerto y atraca al sitio 3,de los recintos portuarios. El submarino se posa en el fondo arenoso, al frente de la Universidad Santa María. El plan era, desembarcar en la noche comandos; fotografiar y filmar las instalaciones estratégicas de la Armada y el área de las petroleras en Las Salinas. Otro submarino (supuestamente de origen soviético, se posó en el fondo arenoso al frente de Reñaca).El arribo al puerto fue ,a las 09,00 hrs.am.

El Perú era gobernado por el General Velasco Alvarado, gran aliado de Rusia, y Perú con gran armamento soviético ( aviones, tanques y misiles ).Perú estaba a punto de cambiar de gobernante : asumiría el General Morales Bermúdez, reconocido antichileno y el cual preparaba un ataque a Chile con motivo del centenario del inicio de la Guerra del Pacífico, para reveindicar los territorios que le habían sido quitados por Chile en la guerra. La idea del Perú era, recuperar hasta Iquique.

A las 10,00 hrs, empiezan a zarpar desde el Molo de Abrigo las unidades de la Escuadra Nacional, compuesta por los Cruceros: Prat, O"Higgins, Latorre, los Destructores misileros Riveros y Williams,las Fragatas Misileras Condell y Lynch y los Destructores artilleros: Portales, Zenteno, Cochrane, Blanco Encalada el Destructor Escolta APD Orella, Petrolero Araucano y Remolcador de Alta mar Aldea.

Los submarinos O"Brien, Hyatt, Simpson y Thompson, navegaban desde Talcahuano para encontarse con la Escuadra a la altura de Chañaral,y dar inicio a la primera face de la Operación Unitas con unidades de EE.UU.

El primero en salir de la rada fué el Destructor Riveros, cuyo sonar detectó al submarino posado al frente de la Santa María .Inmediatamente se informó a la Comandancia en Jefe de la Escuadra a cargo del Vicealmirante don Arturo Troncoso Daroch. Verificado que los submarinos chilenos no se encontraban en el área, se solicitó autorización al C.J.A. Almirante José Merino Castro para atacar. La órden del Almirante no se hizo esperar: el Riveros sigue mar afuera patrullando junto al resto de las unidades y detectan al segundo submarino al frente de Reñaca.

El Williams se encarga de atacar al primero el cual huye, pero dado a la gran cantidad de bombas de profundidad (después se sumaron al ataque el Portales y el Zenteno),el submarino queda gravemente averiado en el fondo marino al frente del Instituto Oceanológico de la Universidad de Valparaíso, entre Reñaca y la playa de Cochoa.

Sus tripulantes quedaron al interior de él, y posteriormente fué tapado con una malla de acero, trabajo efectuado por los remolcadores Aldea y Yelcho. Hoy se puede leer en la carta de navegación del sector, que está prohibida la pesca y el fondeo de cualquier nave: dice textualmente : "zona de ejercicios navales ".

El otro submarino, huyó aparentemente averiado ya que se observaron restos aflorar a la superficie. La persecución y ataque de éste estuvo a cargo de los Destructores : Williams, Blanco y Cochrane. Por la velocidad que se observó en la huída de éste Submarino, se concluyó que podría haber sido nuclear.

La Armada desplegó Infantes de Marina con equipo de guerra, desde el Barón hasta Con Con, por toda la orilla de costa, previniendo desembarco de Comandos. Mientras la Escuadra siguió navegando hacia el Norte en formación de guerra, se dejó patrullando el área, desde El Barón hasta Con-Con al Destructor Escolta APD "Orella", el cual día y noche lanzaba cargas de profundidad. Esto fué un espectáculo, para las miles de personas que observaban desde la costa, cerros y edificios en altura lo que estaba ocurriendo.

Jamás se entregó una información oficial; los diarios sólo suponían lo que ocurría. Después dijeron que eran ejercicios de rutina. Con el tiempo, tripulantes de los buques de la Escuadra ( ya jubilados ) han contado la verdad de éstos hechos que jamás se dieron a conocer a la opinión pública, por la gravedad que éstos tuvieron, en un tiempo que estuvimos a punto de ir a la guerra con Perú, y al año siguiente,1978,con Argentina. El asunto sigue siendo negado por ambos países.

8 comentarios:

jose dijo...

Muy bonita la historia, es agradable entretenida, llena de acciòn, intrepidez, reacciòn inmediata y sobre todo mucha o excelente tecnologìa del buque para poder detectar un submarino fondeado. ¡Que tal precisiòn, ni siquiera los atòmicos!
Lamentablemente para los chilenos esa es una falacia màs grande que la Antàrtida. En esos tiempos su Armada daba pena, no necesitàbamos ir a espiarlos. Para què? ni que hubieran sido potencia o enemigo peligroso. En cuanto a Morales Bermudez "reconocido antichileno", es mentira. El antichileno fue el chino Velasco; pero lamentablemente Morales Bermudez le dio golpe de Estado y la gran invasiòn a Chile fue abortada.

jose dijo...

Muy bonita la historia, es agradable entretenida, llena de acciòn, intrepidez, reacciòn inmediata y sobre todo mucha o excelente tecnologìa del buque para poder detectar un submarino fondeado. ¡Que tal precisiòn, ni siquiera los atòmicos.
Lamentablemente para los chilenos esa es una falacia màs grande que la Antàrtida. En esos tiempos su Armada daba pena, no necesitàbamos ir a espiarlos. Para què? ni que hubieran sido potencia o enemigo peligroso. En cuanto a Morales Bermudez "reconocido antichileno", es mentira. El antichileno fue el chino Velasco; pero lamentablemente Morales Bermudez le dio golpe de Estado y la gran invasiòn a Chile fue abortada.

jose dijo...

Ya hay comentarios pero les duele publicarlos porque es mentira lo que propalan.

Anónimo dijo...

Parece que si no tienes gloria hay que inventarla. Me pregunto como podría haberse ocultado a 70 familias la perdida de sus familiares y que en tantos años no se haya filtrado pero ni una historia. Segurmente el servicio secreto peruano los debe haber eliminado. :D

Anónimo dijo...

Que ocurrió algo ese día ocurrió... los relatos son muchos y miles los testigos... que un submarino peruano halla entrado a la bahía puede ser... pero que lo hallan hundido no lo creo ya que seria muy difícil de ocultar tal como dice un peruano mas arriba.

Seria bueno se revele oficialmente que paso ese día,pero que algo paso es innegable, que hubo una batalla antisumarina es un hecho.

saludos.

Anónimo dijo...

Yo conozco a alguien que tripulaba el yelcho, y que me conetó de esto, la versión que habla de dos submarinos, y que uno fue cubierto con una malla frente a reñaca es la verdadera.
Esta persona vivio este supuesto mito.

Anónimo dijo...

Una foto vale por mil palabras..DONDE ESTÁ?. estamos en el siglo 21 y no pueden mostrar nada del submarino hasta hoy?. Aparte que si está a esa profundidad, hasta yo a pulmão, bajo y le saco foto. Voy a pasarle la voz a History Channel o NetGeo para que investiguen tal asunto misterioso, si es verdad. Si confirman la mentira,seria lo más ridículo en los anales de la Historia Chilena, mentirle a sus compatriotas así, que no mas inventaron...

Anónimo dijo...

tal como dise el amigo en esos tiempor la marina chilena daba pena y es una falacia del porte de la antartida. bueno permiteme decirte un par de cosas. si la antartida es grande, y tenemos soberania ahy los chilenos los buques que si daban pena tambien es efectibo, pero ahun asi ahy 70 cadaberes de peruanos en estas costas junto a su submarino y para ser un poquito mas exactos en estas cordenadas 33°1'14" N
71°33'41" E por si tienes un mapa las busques , a y en tu pais si callaron a las familias pero con dinero que arto les falta por lo demas, ustedes seria mas digno tratarlo de marinos caidos en combate que nn. lastima por ustedes a y bueno ahora es diferente la cituacion que con las actuales fuersas armadas chilenas no seria raro izar el pabellon chileno en su casa de gobierno al igual que al termino de la guerra del pacifico. pero como buenos becinos que somos mejor dejamos que los perritos ladren.....